Técnica MOSCOW [1]

La técnica MOSCOW es una forma de priorizar requerimientos, se encuentra la primera referencia a su uso en el libro de Dai Clegg y Richard Barker “Case Method Fast-Track: A Rad Approach”. Este libro busca presentar una guía que permita reducir el tiempo de entrega de los proyectos de desarrollo de software. Los autores se fundamentan en que, durante la ejecución de proyectos con tiempos ajustados es importante cuestionar si los entregables que se definieron inicialmente son todos absolutamente necesarios para completar el producto del proyecto. Con base en lo anterior, se plantean una serie de características que generalmente se encuentran en todos los grupos de requerimientos. Estas características corresponden a las siguientes palabras en inglés: M – MUST Se refiere a requerimientos que satisfacen directamente las necesidades del negocio. Si estas características no se cumplen el producto, servicio o resultado de la iniciativa no funciona o no sirve para el fin que se busca. S – SHOULD El funcionamiento del producto, servicio o resultado no depende directamente de estas características pero la solución debería cumplir este requisito para que sea más eficiente o/y efectiva. Generalmente este tipo de características pueden ser cubiertas con las funcionalidades originales pero su implementación haría más eficiente el trabajo. Estas características pueden ser implementadas desde la lógica de construcción del producto siempre y cuando no afecten a las líneas de base del proyecto. C – COULD Estas características corresponden a las funciones extra que se presentan cuando la solución va tomando forma. Generalmente durante el análisis, el usuario empieza a identificar estas características adicionales. Estos requerimientos son aquellos que al usuario le gustaría tener pero que si se implementan pueden extender el alcance del proyecto. W – WOULD / WON’T Estas características corresponden a funciones que son identificadas por un número limitado de usuarios. Corresponden a las mejoras que se podrían hacer al producto una vez que esté completamente operativo. En muchos casos estas características forman parte de una siguiente versión del producto o no se implementan por decisión de la organización. Finalmente, el término MOSCOW corresponde al acrónimo un tanto forzado de las primeras letras correspondientes a las categorías listadas MoSCoW.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *