Técnica de Bloques de Tiempo [1]

Esta técnica conocida en inglés como Timeboxing, consiste en asignar periodos de tiempo para la culminación de cada proceso, actividad o tarea. El periodo de tiempo que se asigna debe ser coherente con la naturaleza del trabajo a desarrollar. Sin embargo, se sugiere que no se interrumpa la ejecución hasta que se culmine el trabajo o el tiempo se haya vencido. El objetivo principal es completar el trabajo al cierre del tiempo previsto (o antes). Esta forma de hacer planeación busca evitar que la persona que ejecuta el trabajo agregue elementos que podrían beneficiar (o no) al producto, servicio o resultado pero que representarían un retraso en su construcción. Los orígenes de esta técnica se remontan a la década de los 80, cuando Scott Schultz, desarrollaba en Du Pont, un método para la ejecución acelerada de proyectos de software. A este modelo se le denominó Rapid Iterative Production Prototyping. Posteriormente, a inicios de los 90, James Martin se encargaría de incluir la técnica de Timeboxing en la metodología denominada Rapid Application Development. Esta metodología se enfoca en la construcción de aplicaciones en cortos periodos de tiempo, comprometiendo elementos como usabilidad, funcionalidad y velocidad de ejecución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *