Clasificación de proyectos [4]

De acuerdo con la publicación anterior de esta serie, la tipología de proyectos propuesta presenta dos dimensiones para la clasificación de proyectos.
  • Complejidad del alcance del proyecto
  • Incertidumbre tecnológica
Con respecto a la incertidumbre tecnológica, Shenhar y Wideman (1996) proponen una clasificación de cuatro niveles. Los niveles de incertidumbre tecnológica corresponden al alcance del proyecto en cuanto al uso de tecnología. Cuando se habla de tecnología no necesariamente se refiere al uso de las TIC sino a todo artefacto tecnológico que puede ser usado en un proyecto para construir el producto, servicio o resultado del mismo. Los niveles de incertidumbre tecnológica propuesta por estos autores se describen a continuación:

Tipo A – Tecnología Establecida

Estos proyectos se fundamentan en tecnología bien establecida a la cual todos los involucrados tienen el mismo nivel de acceso. Este tipo de proyectos representa un nivel de riesgo bajo y principalmente se busca la mayor eficiencia en su ejecución.

Tipo B – Tecnología mayormente establecida

Se indica que este tipo de proyectos hace uso de tecnología conocida pero implica la implementación de una nueva funcionalidad. Esta nueva funcionalidad involucra el uso de alguna nueva tecnología. Debido a que se busca implementar nuevas funciones sobre elementos ya conocidos, el riesgo es mediano y no sólo se busca ser eficientes en la ejecución sino también una implementación efectiva.

Tipo C - Tecnología Avanzada

Estos proyectos se conocen como de alta tecnología. Se busca combinar elementos de nueva aplicación sobre la base de componentes tecnológicos ya conocidos. En este caso el aspecto técnico adquiere gran importancia, debido a que es necesario predecir el comportamiento final del sistema que se construye. El riesgo de este tipo de iniciativas, es mediano-alto, en la medida que la nueva tecnología no haya sido probada en su totalidad. El seguimiento a sus actividades es importante con el fin de mantener los niveles de eficiencia, y para alcanzar la efectividad requerida es importante contar con especialistas en cada área de aplicación involucrada.

Tipo D – Tecnología Altamente Avanzada

También conocidos como de súper alta tecnología porque requieren de un desarrollo exploratorio previo y requieren de la incorporación de tecnología que se encuentra en desarrollo. Los proyectos de Investigación y Desarrollo caen en esta clasificación. En estos casos, la eficiencia cede ante la eficacia que se busca en el producto, servicio o resultado que se busca crear. La gestión del riesgo deberá formar parte importante de los planes y del monitoreo constante.

Referencias

Shenhar, A. J., & Wideman, R. M. (1996). Project Management : From Genesis to Content to Classification. In Operations Research and Management Science (INFORMS) (pp. 1–10). Washington DC. Retrieved from http://www.maxwideman.com/papers/genesis/genesis.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *